Aportaciones al documento político de Podemos: La fuerza para seguir transformando

Carolina Alonso
Roberto Sotomayor

Creemos que para completar la identidad de Podemos que se dibuja en el documento, faltan tres aspectos que definen la voluntad y la praxis política de nuestra organización y de las que nos sentimos plenamente orgullosos. Estos tres aspectos, tienen que ver con una forma de entender la política como avance y mejora de las condiciones materiales de vida del conjunto de la ciudadanía. Eso pasa necesariamente (además la visión feminista y el horizonte republicano, que se recogen en el documento) por la transformación del mundo del trabajo. Por la construcción de un Frente Amplio, tanto a nivel electoral como social y político. Entendido como condición estratégica necesaria para gobernar. Y por una decisión táctica que es hacer política cercana desde los territorios, para tener una estructura organizativa fuerte implantada en todo el país.

Propuesta 1:

Mejorar las vidas de la mayoría social

Podemos es un instrumento de progreso para las mayorías y como tal, tiene un objetivo claro que nunca debemos perder de vista: trabajar por mejorar la calidad de vida de todas las personas y garantizar su libertad, sus derechos y su protección frente a los abusos de los más poderosos. Defendemos de forma inequívoca el papel del Estado, de las instituciones y los servicios públicos, como garantes de un modelo social y económico que no deja a nadie atrás, que garantiza el bienestar de todas las personas, que nos cuida y protege y nos permite avanzar como sociedad. Algunas claves para conseguirlo son:

Debemos reforzar y aumentar el sistema público de bienestar con la financiación y el personal necesarios para que la educación de nuestras hijas e hijos sea de calidad, gratuita e inclusiva, que permita a las generaciones futuras gozar de autonomía y pensamiento crítico, y que garantice una igualdad real de oportunidades. La educación pública es esencial para romper las barreras sociales y por eso debemos acabar con la privatización del sistema, que está aumentando la desigualdad de nuestra sociedad y que fomenta el aislamiento y la segregación en base a criterios socioculturales, de género, o económicos. Si el Estado renuncia a combatir estas formas de discriminación y a asegurar los marcos de convivencia necesarios para una sociedad diversa, los conflictos sociales serán inevitables.

España debe convertirse en un referente de los cuidados; la sanidad pública española debe volver a ser la mejor del mundo, con una atención profesional y garantista que siempre priorice la salud de la ciudadanía sobre el beneficio económico. Hay que acabar con las transferencias encubiertas de fondos públicos en forma de concesiones a la sanidad privada, así como con las interminables listas de espera. Las personas que necesiten atención sanitaria deben ser atendidas lo antes posible sin importar la especialidad, no debemos resignarnos a una espera de casi un año.

La atención a nuestros y nuestras mayores debe ser un servicio público ejemplar. La tercera edad tiene que poder disfrutar de una vida normal y corriente, cómoda y tranquila. En Podemos queremos que las residencias y los centros de día sean lugares donde nuestras madres, padres, abuelos y abuelas, puedan ser felices y sentirse apreciadas y respetadas. Además, las personas con dependencia deben contar con los medios necesarios para vivir con normalidad, sin barreras ni limitaciones perfectamente evitables. Es obligación de las instituciones públicas poner a su disposición de quienes lo necesiten los medios para que la conciliación sea total y las personas con dependencia puedan tener una vida plena.

Y por supuesto, las mejoras en cuidados y derechos no deben limitarse únicamente a los españoles, sino que deben extenderse también a los animales. Estamos orgullosas de que Podemos haya liderado dicha ampliación del marco de protección y bienestar animal en España, impulsando la primera Ley de protección animal, una referencia a nivel mundial. Pero en Podemos somos personas inconformistas y, por ello, es nuestro deber impulsar de manera definitiva iniciativas que eliminen la protección cultural y la financiación pública de la Tauromaquia y cualquier espectáculo público de maltrato animal.

Podemos debe impulsar estas cuestiones en su agenda política para que los servicios públicos cumplan con sus objetivos y estén bien valorados por la ciudadanía. En caso contrario, corremos el riesgo de que las y los españoles dejen de confiar en ellos y las derechas aprovechen para convertir el estado del bienestar en un estado meramente asistencial, con unos servicios públicos estigmatizados y reducidos a su mínima expresión.

Queremos continuar la transformación del mundo laboral, reduciendo el tiempo que pasamos trabajando y continuando con las mejoras salariales y las medidas de conciliación impulsadas por el Gobierno de coalición. Además, tenemos que avanzar en un humanismo tecnológico que asegure que el desarrollo de las nuevas tecnologías sirva para que podamos tener más tiempo libre, que fomente el desarrollo de una ciudadanía crítica y que limite el poder de los gigantes tecnológicos para condicionar a las personas, sus decisiones y a los gobiernos democráticos.

Adaptarnos a ese cambio de paradigma que ofrece el progreso tecnológico protegiendo a la gente, dibujando un futuro en el que la producción cada vez más mecanizada, robotizada y automatizada no sirva únicamente para incrementar el margen de beneficios de multinacionales cada vez más gigantescas, sino para facilitarnos la vida a la mayoría de las personas. Porque la innovación debe fomentar el progreso, la educación, la cooperación y la convivencia, y no el miedo al otro, el egoísmo, el enfrentamiento, la manipulación y la desinformación. Porque si algo nos ha demostrado el 2023 es que los retos colectivos sólo podremos superarlos en común.

Es por ello que debemos fortalecer las instituciones que elegimos entre todas y que representan los consensos de la sociedad española. Una sociedad solidaria, tolerante, generosa y de cuidados, con una política económica valiente que prime las necesidades generales sobre los intereses particulares. Podemos apuesta por nuevas formas de distribución de la riqueza, como la renta básica universal, entre otras, que garanticen ingresos y condiciones de vida dignas a la ciudadanía. Creemos que un gobierno de mayorías no debe titubear a la hora de romper los monopolios y oligopolios energéticos,  tecnológicos e inmobiliarios que día a día incrementan su poder y lo utilizan para la acumulación de una riqueza que hemos creado entre todas y todos. Son necesarios también mecanismos distributivos y una política impositiva progresiva en la que la que quienes más tienen hagan una mayor contribución. No podemos continuar viviendo bajo la mentira de una sociedad meritocrática cuando está demostrado que el principal elemento que explica la acumulación de riqueza no es la audacia, la inteligencia, ni el esfuerzo; es la herencia.

En una época en la que la riqueza del 1% no deja de crecer mientras los sueldos de las y los trabajadores parecen haber tocado techo, Podemos continuará trabajando por reducir la desigualdad y poner la vida de la mayoría en el centro.

(Añadir un nuevo capítulo, “Mejorar las vidas de la mayoría social”, a continuación del capítulo “Podemos es una forma de hacer política”)

Propuesta 2:

La historia del espacio de la izquierda alternativa española e internacional demuestra que, para que sean eficaces y duraderas, las alianzas políticas deben extenderse más allá del contexto y el terreno electoral. Podemos no debe renunciar a un horizonte de construcción de un Frente Amplio. Un espacio político, cultural y electoral basado en estructuras permanentes de coordinación donde la autonomía y la identidad de las organizaciones que lo integran sean respetadas y el funcionamiento interno para alcanzar acuerdos y elegir a sus representantes sea democrático, mediante primarias. Sin imposiciones ni vetos o movimientos ad hoc, iniciados al albor de ataques mediáticos y judiciales hacia alguna de las fuerzas políticas participantes.

Podemos trabajará para generar este tipo de alianzas políticas para seguir transformando la sociedad, porque creemos que la alianza de las fuerzas de izquierda es condición de posibilidad para ganar el país a la derecha y hacer políticas valientes.

En todo caso, los Frentes Amplios responderán siempre a tres ejes:

  1. que resulte eficaz desde el punto de vista electoral
  2. se base en el respeto mutuo a la autonomía de las distintas fuerzas políticas.
  3. las candidaturas se conformen a través de primarias abiertas

(Sustituir el contenido del punto “2.3.5” dentro del capítulo “Podemos ante la nueva etapa” por lo propuesto)

Propuesta 3:

Implantación territorial de la organización

En Podemos siempre hemos querido transformar la vida de la gente y para eso necesitamos una organización que tenga capacidad de influir en todos los niveles de representación institucional. Pero muy especialmente, una organización bien arraigada en los territorios, pegada a la ciudadanía, donde se escucha a la gente y se hacen las políticas que más les afectan en su día a día. Para conseguir esto tenemos que apostar por una visión de conjunto compartida en toda la organización, conjugada con una autonomía de acción desde los territorios. Son los territorios quienes mejor conocen las problemáticas de su población, quienes construyen relaciones con otros espacios (sociedad civil, sindicatos, organizaciones, etc.) y quienes en base a eso, tienen que tener capacidad de decisión en el modo de concretar la estrategia política del partido, de cómo plantear las campañas electorales y en qué candidatos y qué equipos mejor les representan. Para conseguir una implantación real y efectiva en todos los territorios, tenemos que trabajar por una mejor coordinación entre distintos niveles organizativos, un mejor flujo de información entre ellos y asumir como partido, que las decisiones tomadas en cada órgano colegiado tienen que respetarse en toda la organización. Cuando la gente se siente útil dentro de una estructura, la estructura funciona y atrae a más personas. Si la estructura tiene desequilibrios y la gente siente que no se valora su trabajo o que no se han respetado las funciones y decisiones de la militancia y los órganos, es mucho más difícil mantener cuadros valiosos, formar y atraer a nuevas personas al partido.

(Añadir un nuevo capítulo, “Implantación territorial de la organización”, dentro del capítulo “Podemos ante la nueva etapa” y antes del “2.3.6”)

Propuesta 4:

Podemos ha liderado las transformaciones en la ampliación de derechos para los animales. Hemos aprobado leyes pioneras que ahora son referencia internacional en materia de protección de los animales. Este trabajo viene derivado de la elaboración colectiva, donde el área de trabajo de protección animal, junto a la sociedad civil organizada han empujado para conseguir estos avances sociales. La construcción del trabajo colectivo y el refuerzo de las áreas de trabajo son condición de posibilidad de cara a una construcción amplia y representativa de la sociedad que aspiramos a representar.

(Incluir párrafo)

Propuesta 5:

Podemos apuesta por una transformación del mundo del trabajo que permita mejorar la vida de la clase trabajadora. Para ello planteamos una reducción de la jornada laboral que permita el reparto del empleo y haga compatible el trabajo con la vida, queremos que la gente trabaje para vivir, no vivir para trabajar. Así como una nueva fiscalidad que permita una redistribución de la riqueza más justa, donde quien más tiene más paga,  y donde nuevas formas de acceso a las rentas garanticen las condiciones materiales que hacen posible la igualdad y la protección de los derechos humanos.

(Incluir párrafo en el punto 2.3. Horizonte republicano)